Perashat Mikets

(Génesis 41:1 – 44:17)

El Faraón tiene dos sueños enigmáticos, por los cuales recurre a sus sabios y magos, sin embargo, nadie le da al Faraón una interpretación correcta de éstos, el ministro de las bebidas le comenta al Faraón que en la cárcel hay un esclavo hebreo que tiene un don particular para interpretar los sueños, el Faraón manda a sacar de la cárcel a Yosef para que sea presentado delante suyo.

Al presentarse Yosef delante del faraón, le interpreta sus sueños diciendo que van a llegar siete años de abundancia y al finalizar estos van a llegar siete años de hambruna, por lo tanto le recomienda al Faraón que ponga un encargado para que durante los años de abundancia puedan recolectar la mayoría de granos posibles, para que al comenzar los años de hambruna tengan con que alimentar al pueblo.

El Faraón al parecerle correcta la interpretación de Yosef lo designa como la persona encargada para ese puesto y lo nombra virrey de Egipto, por lo que Yosef se encarga de recolectar la mayor cantidad de granos posible.

El Faraón le da a Yosef como esposa a Asenat la hija de Potifar y tiene dos hijos los cuales los nombra Menashe y Efraim.

Al llegar los años de hambruna todos los egipcios se dirigen con Yosef para que los alimente, como también de todos los confines de la tierra se dirigen a Egipto para comprar granos.

Yaakov manda a todos sus hijos con excepción de Binyamin a Egipto para que compren comida, al llegar se postergan hacia Yosef cumpliendo así los sueños de Yosef, éstos no lo reconocen pero Yosef si los reconoce.

Yosef los acusa de espías y lo que los encarcela durante tres días, al dejarlos salir les dice que para comprobar que no son espías tiene que traer a su menor hermano y para asegurar su regreso toma como prisionero a Shimón, por lo que los hermanos dicen que todo ése sufrimiento es a causa de la venta de Yosef, al escuchar esto Yosef se pone a llorar.

Yosef ordena que llenen sus utensilios con granos y que les regrese el dinero que pagaron por éstos, al darse cuenta los hermanos que el dinero estaba en la mochila de cada uno, les dio miedo que haya sido un error y que los acusen.

Al llegar con Yaakov le cuentan todo lo acontecido; sin embargo Yaakov no permite que Binyamín exponga su vida al viajar hacia Egipto.

Se termina todas las provisiones de Yaakov por lo que acepta que Binyamín viaje a Egipto por mas provisiones, siendo Yehudá el aval de regresar a su hermano sano a su padre.

Los hermanos de Yosef se dirigen a Egipto y al presentarse frente a Yosef junto con Binyamín, los invita a comer a su casa sin revelarse a ellos y al finalizar le pide a un sirviente que llene las mochilas de sus hermanos de granos y que les regrese el dinero que pagaron, poniendo su copa en la mochila de Binyamín.

Después de partir, manda Yosef un sirviente para acusarlos de ladrones por robar su copa, respondiendo todos que en caso que se encuentra en la mochila de alguien la copa, habrá de morir y los demás serán esclavos del virrey, al encontrar la copa en la mochila de Binyamín todos quedaron anonadados, por lo cual regresaron con Yosef a pedirle que tome a todos como esclavos y que a Binyamín no le haga nada, sin embargo Yosef les dice que todos se regresen con su padre, pero Binyamín se quedará como esclavo de él.

 

Text Size

Emergencia

 JEBRA-2.jpg

Síguenos

 facebook  instagram 2016 icon  twitter.png  YouTube-icon-full_color.png

Instituciones

libeinu-portada

CHMS-portada