Perashat Toledot

(Génesis 25:19 – 28:9)

Al tener Itsjak y Rivká 20 años de casados, tuvieron dos hijos, al primogénito le llamaron Esav y al segundo Yaakov, Esav se dedicaba a la cacería y Yaakov al estudio.

Al cumplir 15 años Esav le vende a Yaakov su primogenitura por un plato de comida, jurándole que todos los derechos y obligaciones que ésta conlleve le sean otorgadas a él.

Al haber mucha hambre en la tierra de Kenaan, Itsjak se dispone a cambiarse de tierra y dirigirse hacia Egipto, de la misma manera que había hecho su padre, sin embargo, Hashem se le presenta y le impide salir de Kenaan, prometiéndole que esa tierra se la entregará a sus descendientes los cuales se van a multiplicar como las estrellas.

Itsjak se queda en la tierra de Abimelej el Rey de Guerar, en la cual Abimelej lo protege, e Itsjak se hace de mucha fortuna en esa tierra y varios pozos que había Abraham cavado y fueron tapados los volvió a cavar, creándose ciertas discusiones con los pastores de Guerar.

Itsjak, al perder la vista, le expresó a Esav que siendo éste su primogénito lo quiere bendecir antes de su partida al mundo venidero, por lo tanto le pide que le prepare un platillo que le guste mucho para que al comerlo lo bendiga, al escuchar Rivká a su esposo y sabiendo que la primogenitura le correspondía a Yaakov, idea un plan el que consistía que Yaakov se hiciera pasar por Esav consiguiendo que su papá lo bendiga.

Yaakov, aún con miedo a ser descubierto, le hace caso a su mamá, utilizando las ropas de Esav y llevándole una comida a su padre se hace pasar por su hermano, e Itsjak lo bendice.

Al enterarse Esav de lo que hizo su hermano decide matarlo, sin embargo, Rivká le ordena a Yaakov que se dirija con Labán, el hermano de Rivká, para protegerse de Esav.

Itsjak también le ordena a Yaakov dirigirse con Labán, pero con la intención que encuentre una mujer para casarse.

 

Text Size

Emergencia

 JEBRA-2.jpg

Síguenos

 facebook  instagram 2016 icon  twitter.png  YouTube-icon-full_color.png

Instituciones

CHMS-portada

libeinu-portada