Perashat Mishpatim

(Éxodo 21:1 – 24:18)

Al finalizar la entrega de los diez mandamientos, Hashem le ordena a Moshé transmitirle varias leyes al pueblo de Israel, entre éstas se encuentran las leyes concernientes a los sirvientes judíos, obligaciones maritales, castigos por golpear al compañero, por insultar o golpear a los papás, como el castigo a asesinos y secuestradores, leyes referentes a daños tanto físicos como materiales al compañero, realizadas tanto por uno mismo como por sus animales, bienes o por robo, la prohibición de hacer brujería, tratar con dignidad a los conversos, viudas y huérfanos, como el prestar dinero al necesitado sin cobrarle intereses, no maldecir a los ministros, entregar el primogénito al Cohén, no comer carne de animal sin hacerle Shejitá, los jueces tiene que ser imparciales, no comer carne con leche, etc.

Se le ordena al pueblo celebrar las tres festividades, Pesaj, Shabuot y Sucot, como también en éstas ir al Bet Hamikdash.

Hashem le augura al pueblo que los acompañará durante la conquista de la tierra prometida y les prohíbe hacer Abodá Zará (idolatría), por lo que al entrar a la tierra prometida tienen que destruir los ídolos y los altares que encontrasen.

El pueblo acepta todos los estatutos de Hashem y le dicen a Moshé que todo lo que diga Hashem lo harán, al escuchar esto Hashem le dice a Moshé que suba al monte para recibir toda la Torá, en el cual Moshé se queda cuarenta días y cuarenta noches.

 

Text Size

Emergencia

 JEBRA-2.jpg

Síguenos

 facebook  instagram 2016 icon  twitter.png  YouTube-icon-full_color.png

Instituciones

CHMS-portada

libeinu-portada