Perashat Shemot

(Éxodo 1:1 – 6:1)

Comenzando el segundo tomo de la Torá y al fallecer la generación que bajó a Egipto con Yaakov, Bené Isral se multiplica mucho, por lo que el Faraón tiene miedo que Bené Israel se uniesen a sus enemigos y los llegarían a desterrar de Egipto, por lo que les amargan la vida de Bené Israel con trabajos muy pesados y convirtiéndolos en esclavos.

Los astrólogos del Faraón le dicen a éste que va a nacer el salvador de Israel, por lo que el Faraón les exige a las parteras de Bené Israel que al nacer cualquier niño lo matasen, sin embargo, estas por temor a Hashem hacen caso omiso al decreto del Faraón.

El Faraón ordena arrojar todos los niños que nacieran al rio, Yojeved, la hija de Leví y nieta de Yaakov, al tener un bebé lo esconde durante tres meses y al no poder esconderlo más, lo pone en una canasta que coloca en el rio, siendo que Bityá, la hija del Faraón, lo toma para sí, lo llama Moshé y lo educa.

Al crecer Moshé sale a ver la efímera situación en la cual viven sus hermanos, y al notar que un Egipcio golpea a un hebreo, mata al egipcio, al otro día ve a dos hebreos peleando, los reprocha a lo que lo retan diciéndole que si acaso los va a matar como mato al egipcio el día anterior, el Faraón escucha eso, ordena matar a Moshé y éste se escapa de Egipto hacia Midián.

Moshé se casa con Tsiporá la hija de Reuél, mejor conocido como Itró, el sacerdote de Midián y tiene un hijo al que llama Guereshom.

Bené Israel piden Tefilá para que sean rescatados y Hashem las escucha, por eso se le presenta a Moshé en forma de una zarza que se quemaba sin embargo no se consumía y le dice a Moshé que llegó el tiempo de redimir a Bené Israel de Egipto, por lo tanto le pide a Moshé que vaya con el Faraón y le pidiera que liberase a los hebreos, Hashem le vaticina a Moshé que el Faraón no iba a dejarlos salir tan fácil, Él iba a mandar grandes maravillas y al final iban a salir con grandes riquezas.

Moshé se rehúsa de tan importante misión considerando que su hermano mayor, Aharón, era el indicado y Hashem le indica que entre los dos van a sacar al pueblo de Egipto.

Moshé acepta, se despide de su suegro, se dirige a Egipto y se encuentra con Aharón, le platica todo lo acontecido y éste se alegra mucho.

Se dirigen los dos con los ancianos del pueblo, les transmiten las palabras de Hashem y les hace tres milagros para confirmar la veracidad de la profecía que tuvo.

Se dirigen con el Faraón y éste hace caso omiso de su petición, sin embargo, aumenta el trabajo a Bené Israel, el pueblo se queja con Moshé, Moshé con Hashem y Hashem le dice que se espere y verá lo que le sucederá al Faraón.

 

Text Size

Emergencia

 JEBRA-2.jpg

Síguenos

 facebook  instagram 2016 icon  twitter.png  YouTube-icon-full_color.png

Instituciones

CHMS-portada

libeinu-portada