Perashat Behar

(Levítico 25:1 – 26:2)

Comienza la Perashá con la ordenanza de la Shemitá, la cual nos ordena que al trabajar la tierra durante seis años es necesario descansar el séptimo, y al concluir siete ciclos, o sea al transcurrir 49 años hay que descansar el cincuentavo, llamándose Yobel, el cual en el día de Kipur se tocaba el Shofar, a lo que todos los esclavos Yehudim salían libres, como también todas las tierras regresaban a sus antiguos dueños.

Hashem asegura que antes de Shemitá y Yobel va a mandar mucha cosecha, para que puedan vivir sin escasez.

Al contratar un esclavo Yehudí, éste puede ser redimido si paga la diferencia de años faltantes para Yobel, como también al vender una tierra puede ser readquirida de la misma forma, sin embargo, si la tierra se encontraba dentro de una ciudad amurallada solo tiene este derecho durante el primer año posterior a la venta, a lo que las ciudades de los Leviim pueden ser redimidas siempre cuando éstos quieran.

Al prestarle dinero a un Yehudí, es prohibido cobrarle intereses y al contratar un esclavo Yehudí se le tiene que tratar con honor no pidiéndole trabajos desagradables.

Termina la Perashá prohibiendo la idolatría y volviendo a advertir el cuidar el Shabat.

Text Size

Emergencia

 JEBRA-2.jpg

Síguenos

 facebook  instagram 2016 icon  twitter.png  YouTube-icon-full_color.png

Instituciones

CHMS-portada

libeinu-portada