Perashat Sheminí

(Levítico 9:1 – 11:47)

Al ser ungidos Aharón y sus cuatro hijos como Cohanim, Hashem le explica a Moshé que éstos tiene que traer unos Korbanot (Sacrificios) especiales, para que comiencen con su servicio en el Mishkán (Santuario).

Aharón bendice al pueblo y la Shejiná (Presencia Divina) se hace presente en el Mishkán, a lo que Nadab y Abihú, los dos hijos mayores de Aharón, ofrecen Ketoret (incienso) en el Kodesh Hakodashim (Sancta Sanctorum) el cual no fue ordenado por Hashem y son consumidos por un fuego Divino, Aharón acepta el decreto del Shamaim, Moshé consuela tanto a Aharón como a sus dos hijos restantes y les indica como tienen que proceder al estar de luto.

Son enumerados los animales aptos para el consumo, los cuales en el caso del ganado como de las bestias tienen que ser rumiantes y tener la pesuña partida, en el caso de los peces tener aletas y escamas, y las aves enumeradas en la Torá son las que no son aptas siendo todas las demás permitidas.

Termina la Perashá diciendo; siendo que Hashem es Santo y Él nos sacó de Egipto para ser consagrados como su pueblo, por ese motivo tenemos que comportarnos con santidad y alejarnos de todo tipo de cosas que nos puedan impurificar.

 

Text Size

Emergencia

 JEBRA-2.jpg

Síguenos

 facebook  instagram 2016 icon  twitter.png  YouTube-icon-full_color.png

Instituciones

libeinu-portada

CHMS-portada