Perashat Jukat

(Números 19:1 – 22:1)

Comienza la Perashá con las leyes de la Pará Adumá (vaca roja), la cual al ser quemada servía para purificar tras haber tenido cualquier contacto con un muerto o por encontrarse en el recinto de éste, detallando la Torá todo el procedimiento, como los días que duraba éste.

Al fallecer Miriam, el pozo de agua que milagrosamente seguía al pueblo de Israel desaparece, por lo que el pueblo reclama a Moshé este hecho, Moshé pide Tefilá ante Hashem y Hashem le ordena que se dirija ante todo el pueblo y le hable a cierta piedra, de la cual milagrosamente saldría agua, Moshé y Aharón juntan al pueblo y frente a todos Moshé le pega a la piedra dos veces para que de ésta salga agua, a lo que es logrado y todo el pueblo se abastece de agua.

Hashem le reclama a Moshé y a Aharón el hecho de haberle pegado a la piedra en vez de haberle hablado a ésta y pedirle que saque agua, siendo más grande el milagro si solo le hubiera hablado en vez de pegarle, por lo que se les decreta que ellos no van a tener el mérito de ingresar al pueblo a la tierra prometida, sino perecerán en el desierto.

Al continuar con la travesía en el desierto, el pueblo de Israel se encuentra frente al territorio de Edom, Moshé le pide al rey de Edom permiso para pasar por su reino sin atacarlos ni tratar de conquistarlos, sin embargo, no les da permiso, a lo que prosiguen el viaje cambiando el rumbo.

Llegando el pueblo al monte de Hor, Hashem le avisa a Moshé y a Aharón que éste último fallecerá en ése monte, a lo que suben al monte Moshé, Aharón y Elazar el hijo de Aharón, Moshé le quita las ropas de Cohén Gadol a Aharón y se las enviste a Elazar, proclamándolo como el siguiente Cohén Gadol, al bajar del monte Moshé y Elazar sin Aharón, se da cuenta el pueblo que Aharón pereció en el monte, a lo que hacen un duelo que dura treinta días.

El pueblo de Israel se enfrenta contra el rey de Arad y ganan la batalla.

Al deambular mucho tiempo en el desierto, el pueblo se queja ante Moshé, Hashem manda una plaga de serpientes al pueblo, al hacer el pueblo Teshubá (arrepentimiento) Moshé pide Tefilá por ellos y Hashem le ordena hacer una serpiente de cobre sobre un pedestal, en la cual cualquier persona que haya sido mordida por las serpientes al ver ésta se curaba.

Moshé le pide permiso a Sijón el rey Emorí pasar por su tierra para llegar a la tierra prometida, éste no da permiso y sale a guerrear contra Israel, a lo que Israel gana la batalla, al finalizar se enfrentan contra Og el rey de Bashán ganando la batalla, conquistando las tierras de ambos.