Perashat Ekeb

(Deuteronomio 7:12 – 11:25)

Moshé le comenta al pueblo de Israel que al cuidar con la Torá y las Mitsvot, Hashem les mostrará su amor bendiciéndolos a ellos, a sus animales y a sus tierras, quitándoles todo tipo de enfermedades, cuidándose de no introducir cualquier tipo de Abodá Zará (idolatría) en sus hogares.

Son recordados los milagros acontecidos en el desierto, como el del Mán (pan celestial) que bajaba diario para alimentarlos, la ropa que no se descomponía con el tiempo, recordándoles que Hashem se comporta con el pueblo de Israel, de la misma manera de un padre hacia su hijo, siendo sus castigos simples reprimendas para que mejoren su comportamiento.

Moshé encomienda al pueblo recordar a Hashem y a Sus Mitsvot, teniendo presente que Él es el que da la fuerza en toda la vida, siendo que al olvidarse de Hashem y acercarse la Avodá Zará, se perderán entre las naciones.

Son recordados los problemas que causaron en el desierto, la entrega de la Torá, el suceso del becerro de oro con la ruptura de las tablas de la ley, el perdón de Hashem y las segundas tablas.

Termina la Perashá instruyendo al pueblo en tenerle a Hashem, cumplir Sus Mitsvot y amarlo, describiendo la segunda Perashá que leemos diario en el Shemá Israel, la cual habla del cumplimiento de las Mitsvot, recordándoles Moshé que Hashem estará con ellos.

 

Text Size

Emergencia

 JEBRA-2.jpg

Síguenos

 facebook  instagram 2016 icon  twitter.png  YouTube-icon-full_color.png

Instituciones

libeinu-portada

CHMS-portada