Perashat Ki Tabó

(Deuteronomio 26:1 – 29:8)

Al entrar a la tierra de Israel, se ordena el llevar las primicias de las siete especies de la tierra prometida al Beth Hamikdash y entregárselas al Cohén, agradeciéndole a Hashem todo lo que hizo desde los tiempos de nuestros patriarcas hasta entrar a la tierra de Israel, recalcándoles Moshé el cumplir con los preceptos de la Torá con todo el corazón y toda el alma sin desviarse de estos.

Al cruzar el río Yardén (Jordán) se escribe toda la Torá en los 70 idiomas de la antigüedad, cubriéndolas con una capa de yeso, son ofrecidos Korbanot (ofrendas) sobre un altar de piedras, luego seis tribus se ubican sobre el monte Guerizim y otras seis en el monte de Ebal, estando los Leviim entre los dos montes, éstos últimos condenaban a todo aquel que haga actos como idolatría, como el deshonrar a sus padres, también aquel que actúen injustamente con los extranjeros, con los huérfanos y con las viudas, como todo aquel que practique actos de inmoralidad, reciba sobornos y que transgreda los preceptos de Hashem en general, siendo recompensados los que actúen de manera contraria, a lo que contestaba todo el pueblo Amén tanto a las maldiciones como a las bendiciones.

Son detalladas las bendiciones por seguir en el camino de la Torá como también las reprimendas si no cumplen con las leyes de ésta, las cuales conllevan al Galut (exilio), como a la dispersión del pueblo en todo el mundo.

Finaliza Moshé recordándole al pueblo de Israel todo lo que hizo Hashem por ellos en el desierto, exhortándolos en el cumplimiento de la Torá.

 

Text Size

Emergencia

 JEBRA-2.jpg

Síguenos

 facebook  instagram 2016 icon  twitter.png  YouTube-icon-full_color.png

Instituciones

libeinu-portada

CHMS-portada