El 7 de mayo de 1939 se reunió un grupo de mujeres de Monte Sinai con el objetivo de crear una organización de beneficencia que uniera a todas las damas de la comunidad y ayudar secretamente a tantas hermanas necesitadas. La Unión Femenina Damasqueña se encargaba de casos de maternidad y socorro, o cualquier otro asunto relacionado con el apoyo a mujeres que estuvieran en necesidad. Para reunir fondos se cobraba una cuota mensual a todas las mujeres, además de organizar tés canasta en las casas.
Veían que en la comunidad había muchas familias necesitadas y ellas las apoyaban llevándoles comida a sus casas o atendiéndolas en caso de enfermedad. Más adelante esta ayuda se convirtió en despensas con carne Kosher que entregaban cada mes. Ellas mismas las preparaban con los artículos de primera necesidad que podría necesitar una casa.
En 1943, cuando se fundó el Colegio Hebreo Monte Sinai, pensaron en apoyar a los niños de pocas posibilidades económicas y les compraban sus uniformes y zapatos para que pudieran asistir a la escuela igual que el resto de sus compañeros.

Hoy, este grupo está conformado por damas de la comunidad y llevan a cabo la labor de apoyo, ayuda y beneficencia a las familias de escasos recursos.
Sus objetivos están dirigidos sobre todo a las mujeres, proporcionándoles lo necesario para que puedan ofrecer a sus familias una vida digna. Su labor la realizan gracias a los donativos que reciben de las mujeres de la comunidad, creando así una cadena de apoyo y solidaridad.
Su adhesión con México se demuestra constantemente en su colecta anual para la Cruz Roja y en casos de desastres nacionales, reuniendo y entregando acopio de víveres y demás artículos que se solicita, dependiendo de las urgencias.
Unión Femenina pertenece a la Federación Femenina, la cual reúne a todas las organizaciones judías de mujeres.